Home Entrevistas ÓSCAR CATACORA: “Wiñaypacha” fue filmada a más de 5, 000 metros de...

ÓSCAR CATACORA: “Wiñaypacha” fue filmada a más de 5, 000 metros de altura en Puno.

1317
SHARE

¡Una de las sorpresas del año! Una producción del interior del país, “Wiñaypacha” (Eternidad/Eternity), del cineasta puneño Oscar Catacora, llega al 21º Festival de Cine de Lima (evento cinematográfico que va del 04 al 12 de agosto en la ciudad de Lima). Ésta y otras 05 películas más forman parte de la Sección “Hecho en el Perú“, que competirán por el Premio del Público y por el Premio del Ministerio de Cultura 2017.

HABLA SU DIRECTOR

Cuando escribí la historia, a parte de la pareja de ancianos Phaxsi y Willka, se planteó la existencia de otros personajes que interactuarán con ellos. Ahí están los animales (que son considerados como hijos) y la naturaleza (que tiene vida y merece respeto). “Wiñaypacha” es un reflejo de la cosmovisión andina del sur del Perú, donde el poblador aymara convive en armonía con la naturaleza. Yo crecí en ese entorno, pensando y viviendo así.

La película no solo aborda la soledad y el abandono, sino también el sincretismo religioso, es decir sobre la mixtura que existe en la región, donde desde hace siglos existe una cultura fuerte, con una cosmovisión propia, que sufrió la arremetida de una cultura foránea y con otros valores. Producto de ello tenemos una cultura híbrida que resulta de la fusión de la religión andina y la religión cristiana.

El uso dela lengua aymara tiene el propósito de revalorar y promover esta lengua originaria, que es mi idioma materno. El aymara es hablado por más de dos millones de personas, tanto en Perú como en países cercanos, pero se halla en situación vulnerable y con riesgo de desaparecer, por ello la importancia de su preservación y difusión a través de la cinta.

El personaje Antuko, que es hijo de la pareja protagonista, es el reflejo de la falta de identidad cultural de muchos jóvenes indígenas, que consideran a las culturas originarias como culturas inferiores, negando su procedencia e idioma. Muchas veces los padres envían a sus hijos a las ciudades para que tengan mejores oportunidades de educación y trabajo, pero en el proceso, ellos pierden sus valores y terminan negando su cultura.

Trabajamos con actores nativos y en lengua aymara para crear un ambiente realista, casi documental, donde las acciones se percibieran con mucha naturalidad y coherentes con el entorno andino. Las locaciones donde se realizó la película están ubicadas a más de 5,000 metros de altura (Nevado de Allincapac, Provincia de Carabaya, Puno).

Respecto a la propuesta artística, busqué usar un lenguaje audiovisual contemplativo, sosteniendo la imagen con planos generales y estáticos, de larga duración, donde solo utilizamos iluminación natural. Además la mayor parte de la película está registrada en la sombra, grabando sólo cuando se ocultaba el sol tras las nubes. La ausencia de música en la película es también una decisión personal, en busca de un cine minimalista, una película donde se pueda sentir y oí la voz de la naturaleza, buscando no intervenir en la percepción de los espectadores, de tal manera que cada cual se pueda formar su propia impresión.

“Wiñaypacha” es también una forma de homenaje a la película “Kukuli”, realizada en 1961, que fue la primera película indígena hablada en idioma quechua y que reflejaba la cosmovisión del hombre andino. Y también es mi homenaje al director Yasujiro Ozu, que ha sido siempre una inspiración para mí y representa un ideal a seguir”.

LA FICHA TÉCNICA 

Título: WIÑAYPACHA

Director: Oscar Catacora

País: Perú

Año: 2017

Duración: 86 minutos

Género: Drama

Formato: Digital

Calificación: APT (Apto para todos)

Productora: Cine Aymara Studios E.I.R.L.

Reparto: Rosa Nina y Vicente Catacora

Productor General: Tito Catacora

Guión: Oscar Catacora

Director de Fotografía: Oscar Catacora

Directora de arte: Hilaria Catacora

Director de Sonido: Edwin F. Riva

Montaje: Irene Cajías

Diseño y Mezcla de Sonido: Rosa María Oliart

Presupuesto: S/ 435,000.00

LA TRAYECTORIA

Óscar Quispe Catacora nació en Puno en 1987, una región ubicada al sur del Perú. Es de origen aymara, cuenta con estudios en Ciencias de la Comunicación Social y es cineasta autodidacta. Comenzó en el mundo del cine a los 17 años cuando realizó su primer cortometraje experimental denominado “Imperdonables”, a partir de ese momento desarrolla una larga lista de cortometrajes de tipo experimental que realiza junto con la productora Cine Aymara Studios, todos ellos producidos principalmente por Tito Catacora.

En 2007, realiza su primer mediometraje de tipo experimental denominado “El Sendero del Chulo”, producido en video y con una duración de 45 minutos. La película se estrenó comercialmente en la ciudad de Puno, Juliaca y otras ciudades cercanas. También participó en el Primer Festival de cine andino Arequipa 2008, en el Primer Festival de cine Juliaqueño 2008 y en la Primera Muestra de cine regional del Centro Cultural CAFAE-SE Lima 2009.

Entre el 2009 y 2015 laboró en la productora Cine Aymara Studios y en American Condors, donde participa en la realización de diversos cortometrajes y largometrajes; cumple los roles de guionista, director de fotografía y editor. Además colabora en la realización de diversos proyectos audiovisuales comerciales, como spots de televisión y reportajes televisivos.

En el año 2013, participa del Concurso de Proyectos de Largometrajes 2013 (exclusivamente para regiones) del Ministerio de Cultura del Perú, presentando el proyecto “Wiñaypacha“, que es elegido como ganador, lo cual le permite realizar su ópera prima.

LA SINOPSIS

Esta es la historia de Willka y Phaxsi, una pareja de ancianos de más de ochenta años que viven abandonados en un lugar remoto de los andes del Perú, a más de cinco mil metros de altura. Enfrentan la miseria y el inclemente paso del tiempo, rogando a sus dioses para que por fin llegue su único hijo a rescatarlos“.